RESEÑA HISTORICA DEL COLEGIO MIGUEL ANTONIO CARO

Presentar una reseña histórica de un Colegio que cumplió 60 años de fundación y funcionamiento, trae a la mente innumerables recuerdos que se agolpan y atropellan unos a otros porque todos quisieran salir de la mente al mismo tiempo, para volver a tener vida propia, sería demasiado prolijo volverlos a revivir, por lo cual presentamos una somera síntesis. 
- Fundado en el año de 1.951 por don Luis Adriano Beltrán Acuña.
- Se iniciaron labores en amplia sede situada en la calle 63 con carrera 15 y fue su sede durante 17 años. Las clases se iniciaron con un total de 13 alumnos en bachillerato y 53 en los 5 cursos de primaria.
- Como filosofía del Colegio se estableció la seriedad, la disciplina, la eficiencia educativa y la superación en todos los aspectos.
- Siempre en proceso de progreso, en 1.956 , se copó la capacidad del Colegio 450 estudiantes.
- En 1.958, se marca un hito histórico, la proclamación de la Primera Promoción de Bachilleres del Colegio, 10 fueron los privilegiados.
- En 1.970, se da un paso trascendental cuando se traslada el Colegio al sector del norte de la ciudad, en el acogedor ambiente de la Finca El Redil, situada en la carrera 7 # 171-A-51, donde permaneció entre 1.970 y 1.978. 
- En 1.976, el Colegio celebra jubiloso sus “Bodas de Plata”.
foto1 resenahist
- En 1977, luego de una meritoria labor y con la gratitud de todos sus discípulos, don Luis Adriano Beltrán cede la propiedad del Colegio a la Sociedad Tecnológica y Educativa Ltda.
- Se hace cargo de la dirección del Colegio el doctor JAIME SIERRA GALVIS, pedagogo ilustre, con la subdirección del profesor Luis A. Cruz y una selecta nómina de profesores.
- En noviembre de 1.977, un día antes de la clausura de estudios, se incendia la casa central de la Finca el Redil. Numerosas pérdidas y angustias, pero al mismo tiempo fue un acicate para seguir siempre adelante.
- En 1.979 el Colegio se traslada al amplio y muy cómodo local actual, sede campestre, amplia, numerosos campos deportivos zonas verdes, inmensa “Naturaleza Bella” que nos rodea, situada en la Autopista Norte kilómetro 17, costado oriental y con entrada también por la Carrera 7 # 235-31.
 
- Se inaugura la nueva sede con “bombos y platillos”. Acontecimiento inolvidable. Concurren destacadas autoridades educativas, Don Luis Adriano Beltrán y su señora doña Aurita , el Rector doctor Jaime Sierra Galvis, su señora doña Elmyra e hijas Ana María y Angélica, los padres de familia, profesores, alumnos, exalumnos y múltiples amigos del Colegio. Se califica a la sede como “lugar paradisíaco” (esta sede sigue siendo la misma hasta el presente).
- Continúa el Colegio en marcha ascendente cosechando múltiples triunfos y en 1.981 se celebran también fastuosamente los 30 años de funcionamiento y se publica una revista - Memoria Escolar.
 
- En el año 1.986, se celebran los 35 años de su fundación. Condecoraciones, Resoluciones y decretos donde se destaca la obra educativa.
 
- El doctor Jaime Sierra Galvis, Rector, edita y publica el libro”Biografía y Breve Análisis de la Obra de don Miguel Antonio Caro”, de quien el Colegio, en su honor, lleva su nombre, con prólogo del maestro Germán Arciniegas y comentarios del doctor Luis Hidalgo Dueñas, Secretario General Sociedad Bolivariana de Colombia y del doctor Horacio Bejarano Díaz, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua y Presidente de la Academia Colombiana de Educación.
 
- En 1.990 el Colegio es visitado por una comisión de supervisores del Ministerio de Educación Nacional para ratificar la aprobación de estudios. Dejan constancia en el acta respectiva de lo que es el Colegio y lo exaltan como “Modelo de Plantel Educativo” en sus múltiples aspectos positivos.
 
- En 1.991 se celebran pomposamente los 40 años de fundación. En el Estadio Olímpico del Plantel, el Secretario de Educación del Distrito y ante toda la comunidad caroísta, lee y entrega la Resolución # 1.227 de 1.991 por la cual se otorga al Colegio la “Mención al Mérito Educativo” y se impone condecoración especial al doctor Jaime Sierra Galvis –Rector del Colegio. Se reúnen en el Aula Máxima del Plantel, como acto singular los exalumnos bachilleres de todas las promociones . Se ofrece una copa de champaña y surge la satisfacción unánime por el éxito de la celebración y de la reunión.
 
- En 1.992 se acuerda por unanimidad la sistematización por computadora, para todos los aspectos, como método moderno y práctico.
 
- El 6 de junio de 1.995, el Colegio recibe un significativo estímulo muy singular como reconocimiento a su “constante y fecunda labor educativa” durante 45 años de funcionamiento, cuando el señor Presidente de la Cámara de Representantes y varios miembros de la Corporación, se hacen presentes en 
el Plantel y en acto solemne, ante toda la Comunidad Caroísta, otorgan al Colegio la condecoración “ORDEN DE LA DEMOCRACIA”, en el Grado de Comendador, registrada en el Libro de la Orden. Al mismo tiempo, imponen al señor Rector doctor Jaime Sierra Galvis el Escudo de Oro de la Orden y le hacen entrega del respectivo pergamino.
 
En 1996 el 20 de enero fallece el señor Julio Cabrera Rengifo, ilustre Secretario del Colegio y quien desempeñó el cargo durante 18 años. Toda la comunidad Caroísta le rinde homenaje.
 
-En 1.996 se acuerda por unanimidad la sistematización por computador, para todos los aspectos, como método moderno y práctico.
 
-De acuerdo con la “Ley General de Educación, el Colegio queda clasificado entre los mejores del país. Categoría A Excelente, por los servicios que presta, su alta calidad académica, disciplina instalaciones y zonas verdes, nómina de profesores y en esencia su Proyecto Educativo Institucional “P E I”.
 
-Año 2.001 BODAS DE ORO. El Colegio cumple 50 años de funcionamiento. Diversos actos sociales, culturales, deportivos, condecoraciones, resoluciones, trofeos y surge de parte de los exalumnos-bachilleres la idea de que se le de al Colegio el CARÁCTER DE MIXTO. Esta idea es acogida y se resuelve, que a partir de 2.002 ingresarán al grado de transición las primeras niñas y así, paulatinamente, año tras año, hasta llegar al grado XI.
 
Año 2.001. Fallece la señora esposa del doctor Jaime Sierra Galvis, doña Elmyra Pérez de Sierra, insigne mentora del Colegio y que con sus luces y colaboración contribuyó en mucho al engrandecimiento del Colegio. Sus opiniones y sugerencias siempre fueron plausibles. La Comunidad Caroísta le rindió sentido homenaje.
 
-Y llega el año 2.006. Se cumplen 55 años de la fundación del Colegio. Como todos los aniversarios anteriores de cada 5 años, gran alborozo, alegría y entusiasmo . Se reedita la obra escrita por el doctor Jaime Sierra Galvis : “Biografía y Análisis de la Obra de Don Miguel Antonio Caro” y se obsequia a los padres de familia, estudiantes, exalumnos y amigos del Colegio. Diversos estímulos, condecoraciones y elogios múltiples.
 
-Año 2.007. el Consejo de Bogotá otorga al Colegio su máxima condecoración al Mérito “José Acevedo y Gómez” en el Grado Cruz de Plata y la señora Vicepresidente del Consejo doctora Soledad Tamayo Tamayo impone al doctor Jaime Sierra Galvis la respectiva Banda y el Escudo de Oro de la Institución. Y hace entrega del texto del Acuerdo, en pergamino significativo.
 
  
 
- Este mismo año 2.007, el Colegio proclama a su PROMOCION NUMERO 50 DE BACHILLERES. Regocijo general, aplausos mil.
 
Año 2.007 .-El doctor Jaime Sierra Galvis, anuncia que después de 30 años consecutivos de haber ejercido el cargo de Rector del Colegio y de Gerente de la sociedad Tecnológica y Educativa Ltda., que administra el Colegio, se retira de la Rectoría del Plantel pero que continuará con el Cargo de Gerente de la Sociedad. Lo socios de la Sociedad, designan a la doctora Ana María Sierra Pérez como Subgerente de la misma y quien se hace acreedora al cargo, por la 
meritoria labor que ha venido desempeñando en el Colegio como gran mentora, impulsadora de proyectos, sugerencias y colaboraciones varias.
 
“Año 2.008 Enero 23. La Junta de Socios de la Sociedad Tecnológica y Educativa Ltda., que administra el Colegio, designa en reemplazo del doctor Jaime Sierra Galvis al doctor CELSO GUAVITA CIFUENTES, insigne pedagogo y quien cumple los requisitos y tiene el perfil requerido para el desempeño del cargo. Se le auguran éxitos cumplidos. El doctor Sierra, continuará en el cargo de Gerente de la Sociedad, con la colaboración de la doctora Ana María Sierra Pérez como subgerente.”
 
Año 2.008 Agosto 27 Con inmensa satisfacción hemos recibido de la “European Foundation for Quality Management” EFQM SANTILLANA FORMACIÓN la certificación a la Calidad en el Nivel de Acceso, a nivel nacional e internacional.
Se ha culminado una etapa muy significativa de superación y esfuerzos conjuntos y como resultante de labor en equipo y estímulo especial, en Acto Solemne, en el Salón Principal del Grupo Santillana, se otorgó y se entregó al "Colegio Miguel Antonio Caro" el Certificado de "ACREDITACIÓN DE CALIDAD EDUCATIVA", junto con la Placa Representativa y al mismo tiempo, se otorgaron certificados de participación a cada uno de los 16 señores profesores y líderes de los Grupos de Mejora que se conformaron.
 
 
Todos somos conscientes de la importancia trascendental de este paso y sabemos muy bien que el “Compromiso con la Excelencia” es nuestro lema, que todo acto educativo es susceptible de mejora, que la calidad es uno de nuestros objetivos y se constituye en un sello de garantía de nuestra labor pedagógica.
 
Año 2009 Este año marca otro hito trascendental en la vida del Colegio. Se proclama solemnemente la “Primera Promoción Mixta de Bachilleres” Un distinguido grupo de señoritas, ramillete florido, entre sus compañeros gallardos bachilleres, obtiene esta distinción muy merecida por sus propios méritos, y para regocijo general y orgullo unánime.
 
 
Año 2010 El Colegio en el proceso de certificación de calidad que viene desarrollando con E.F.Q.M. (European Foundation for Quality Management) recibió el aval para continuar con el siguiente nivel Commitment with excellence.
 
Año 2.011. El doctor Celso Guavita Cifuentes, después de reconocida labor y por sus merecimientos pasa a ocupar el cargo de Asesor Estratégico en el programa de acreditación que adelanta el Colegio: EFQM “European Foundation for Quality Management”
La Sociedad que administra el Colegio, designa como Rector del Colegio al doctor SIERVO VELASCO GARAVITO quien reúne suficientes méritos educativos y cualidades especiales que garantizan encomiable y fructífera labor.
 
El Colegio celebró con pompa, orgullo y entusiasmo sus SESENTA AÑOS (60) de “Constante y Fecunda Labor Educativa” y la proclamación de la Promoción número 54 del Plantel, mediante diversos actos académicos, sociales, culturales y deportivos.
 
 
El día 27 de agosto de 2011 la doctora María Belén Jiménez Botero representante de Santillana Formación hace entrega del galardón por haber concluido exitosamente la segunda fase del proceso de Certificación de Calidad por EFQM durante la ceremonia de celebración de los 60 años de fundación del Colegio en el Hotel Radisson Royal – Bogotá dando así inicio al tercer nivel.
 
 
En el 2015 el Colegio firma convenios con Estados Unidos, Canadá e Inglaterra en el camino al bilingüismo para mejorar el nivel de inglés de los estudiantes y se realizan las primeras inmersiones en Campamentos de Verano las cuales se repiten cada año.
 
 
En el 2016 el doctor Gonzalo Arboleda Palacio Ph.D presidente de la Fundación Colombia Excelente, otorga al Colegio la Certificación de Calidad de E.F.Q.M. Nivel Committed to excellence 2 star 2016 (Comprometidos con la Excelencia Segunda estrella 2016) al haber concluido exitosamente el proceso para obtener este galardón.
 
En mayo de 2017 se retira de la Coordinación General la señora Nancy Vanegas Malagón a quien agradecemos su huella dejada en el Colegio y asume la Coordinación General Académica y Formativa el DR. GERSON DAVID JARAMILLO OSUNA
 
Y es deseo unánime que el Colegio continúe por las vías de la superación, con gran calidad académica y disciplina formativa, que garanticen en conjunto bienestar general y produzcan el orgullo propio de ser CAROÍSTA, ayer, hoy y siempre y su labor continúe durante muchos años más,
 
Bogotá 2017
 

FILOSOFÍA DEL COLEGIO

Impartir una educación e instrucción de acuerdo con nuestra tradición nacional donde se exalten los valores y principios cristianos en concordancia con los planes y programas del Ministerio de Educación Nacional, las normas de la Ley General de Educación y en particular con nuestro Proyecto Educativo Institucional “P E I”, para propender por una educación integral con base en cuatro estamentos fundamentales: Padres de Familia, Profesores, Estudiantes y Comunidad.
 
La filosofía propia del Colegio, a la luz de los sistemas filosóficos, puede interpretarse como la idealización del hombre que como ser humano debe tener la tendencia hacia la superación en aras de obtener una felicidad o bienestar mediante las satisfacciones que la educación y la cultura produzcan y al constituirse así, en un ser civilizado, comprenda que la vida no es un simple pasar efímero, sino que consiste en vivir lo que se siente y en sentir lo que se vive, pensando siempre en función de grandeza.
 
Evaluar la incidencia de la concepción filosófica en el planteamiento, desarrollo y logros del currículo, porque uno de los retos que debe afrontar la educación colombiana está en el incremento de la calidad académica de la misma.
 
La incidencia primordial en la concepción del planteamiento curricular debe estar en un todo acorde con la edad, anhelos e ideales del educando con base en las experiencias de los mayores, de tal manera que el infante viva su infancia, el niño su niñez y el joven su juventud con gran plenitud, como etapas maravillosas de su vida, donde prime la alegría y el suave contento del vivir en comunidad, como ser social que es y que debe ser.
 
Y el Colegio se constituya entonces en su verdadero segundo hogar donde va a vivir intensamente. Se desarrollará en él, compartirá con sus compañeros sus cuitas y sus alegrías y crecerá año tras año junto a ellos, hasta obtener indisolubles vínculos de gran amistad o hermandad, como síntesis de la enorme incidencia del mundo escolar en el proceso enseñanza-aprendizaje.
 
 

MISIÓN

 
Formar Caroístas integrales que vean, interpreten y valoren la vida, con una capacidad crítica y contribuyan en la construcción de una sociedad más justa y humana, cristalizando los valores que parten del interior de la persona haciéndola humilde, sencilla, alegre y activa.
   

VISIÓN

 
Ser una institución de calidad que desarrolle las competencias necesarias, basada en la excelencia en sus procesos académicos y formativos, para que junto con la familia, entregue Caroístas con una responsabilidad social en el ámbito nacional e internacional.
 

BIOGRAFIA DE DON MIGUEL ANTONIO CARO

En su honor, el colegio lleva su nombre

Extractada de la obra "Biografía y Breve Análisis de la Obra de Don Miguel Antonio Caro” escrita por el doctor Jaime Sierra Galvis y con prólogo de Germán Arciniegas Luis Hidalgo Dueñas y Horacio Bejarano Díaz

Al hacer el esbozo de la biografía de don Miguel Antonio Caro nos llevará a la conclusión innegable de que su afán de progreso y deseo de superación continuados, fueron las notas distintivas de su recia personalidad hasta llegar a constituirse en el “Cerebro de la República” por su amor a la idea y su destreza en concebirla.
 
Nace en Bogotá el 11 de noviembre de 1843, ciudad donde pasa toda su vida. Hijo de don José Eusebio Caro, que ocupa lugar prominente en la poesía colombiana y de quien ha de heredar sus dotes poéticas. Huérfano de padre a los diez años, fue su madre la encargada de darle educación, creyendo “su mayor deber escudarlo con a fe, la esperanza y el amor con que habrá de pelear recios combates”
 
Con esta base de principio educativo, recibe una esmerada educación con los mejores maestros de la época, quienes le van inculcando distintos aspectos de formación que se constituirán en facetas de su instrucción. Admiró a los poetas latinos Horacio, Tibulo y especialmente Virgilio cuya obra tradujo al español con tal maestría y perfección, en particular la Eneida, de la cual se ha llegado a decir que superó el original. Apasionado por nuestro idioma trabó amistad con don Rufino José Cuervo quien fue su compañero en la investigación de problemas de ortología y sintaxis.
 
El amor a las obras clásicas le desarrollan grandes facultades de su sentimiento y el deseo ardiente de saber, llega a ser el objetivo de su existencia constituyéndose además en el propulsor del clasicismo de su tiempo.
 
En 1865, junto con su amigo Rufino José Cuervo empezó la gramática de la lengua Latina. De esta época es también la traducción de la “Epístola a los Pisones” del poeta Horacio y se lanza también al periodismo en “La Caridad”, “El Símbolo”, “La voz de la Patria” y “La Fe”, buscando la defensa de la verdad católica de los principios de libertad y orden con aparición de su famoso “Tratado Participio”, su nombre resuena en todos los ámbitos extendiéndose a ultramar y es así como la Real Academia Española de la Lengua le concede el señalado honor de nombrarlo como Miembro Correspondiente. Posteriormente será uno de los promotores de la fundación de la Academia Colombiana de la Lengua donde se destaca también como uno de sus principales miembros.
 
Al consagrarse a un continuo mejoramiento en busca de la perfección siente vocación pedagógica especial y dicta clases de filosofía en el Colegio el Rosario, lo mismo que algunas de latín. Y tendrá así la oportunidad de estar en contacto con la juventud, con el hombre y surgen sus primeros pasos hacia la política que lo conduce inicialmente a la Cámara de Representantes
 
Es entonces cuando aparece para don Miguel Antonio un hecho trascendental en su vida. Su matrimonio con doña Ana Álvarez, “centro y musa de su obra”. Le dedica su primer libro de poesías “Horas de Amor” y viene su “mayor alegría”, sus ocho hijos y una hija y se constituye su hogar, además, como el mas importante centro de tertulias. Lo visita el gran poeta Jorge Isaacs y corrigen las pruebas originales de “María”. Es testigo presencial de las luchas entre hermanos en las guerras civiles que azotaron al país y cuando en 1880 Rafael Núñez asume la presidencia de la República, llama a don Miguel Antonio Caro a colaborar como director de la Biblioteca Nacional quien acrecentará aún más su cultura para ser nombrado luego rector de la Universidad Católica.
 
Por esta época se hace necesario dar una consolidación especial a la nacionalidad colombiana mediante la promulgación de normas precisas que regulen la conducta de los asociados, una constitución política y demostrando vastos conocimientos sobre derecho público, redacta la constitución Política de la República de Colombia en 1886, considerándose por lo tanto como padre de la misma. Se asegura así la paz y el orden en Colombia. A través de los años transcurridos hasta el presente, aún nos rige con las reformas o modificaciones que ha sufrido pero que conserva su esencia como principio fundamental de comportamiento humano
 
Rafael Núñez lo nombra presidente del Consejo de Estado y su prestigio crece de día en día y por voto popular es elegido vicepresidente de Colombia en 1892. Y en 1894 gloria enorme y muy merecida, ocupa la Presidencia de la República hasta 1898.
 
En sus últimos años se dedica a la enseñanza del derecho, del latín y de todo aquello que en un momento dado se le solicita, manteniendo en esta forma su labor fructífera y por qué no decirlo, dejando en sus discípulos y admiradores sus sabios conocimientos y consejos perdurarán en todos ellos hasta llegar a nuestros días, porque lejos de borrarse, en las generaciones posteriores, su memoria crece con el tiempo, como suele ocurrir cuando hay auténticos méritos.
 
Y se cierra el ciclo de su vida cuando el 5 de agosto de 1909 muere en Bogotá, ciudad que lo vio nacer.
 
SONETO PATRIA
 
Uno de los valores mas acendrados de Caro fue el ideal de Patria por lo cual rindió devoción apasionada en este soneto, siendo uno de los mejores por la sinceridad de sus emociones: no solo ama a su patria con el corazón; piensa que debe quererse no porque tenga poder, sino por ser “madre de la familia mía” y porque “ de tus entrañas soy pedazo”. Y lo mas importante, lo que sugiere en esta composición, lo practicó ampliamente porque fue un gran patriota.
 
¡Patria! te adoro en mi silencio mudo,
y temo profanar tu nombre santo.
Por ti he gozado y padecido tanto
cuanto lengua mortal decir no pudo.
 
No te pido el amparo de tu escudo,
sino la dulce sombra de tu manto:
quiero en tu seno derramar mi llanto,
vivir, morir en ti pobre y desnudo.
 
Ni poder, ni esplendor, ni lozanía,
son razones de amar. Otro es el lazo
que nadie, nunca, desatar podría.
 
Amo yo por instinto tu regazo,
Madre eres tú de la familia mía;
¡Patria! de tus entrañas soy pedazo.
 

SIMBOLOS DE NUESTRO COLEGIO

EL ESCUDO

 

Un escudo representa la hidalguía de quien lo porta con amor y respeto.
 
Nuestro escudo personifica al Colegio, lo distingue de las demás instituciones de su género e imprime carácter a quien lo porta con orgullo.
 
El color blanco del fondo es símbolo de fé, de pureza y de integridad.
 
La antorcha es símbolo de triunfo y de gloria y la llama inclinada representa el sentido de marcha hacia delante.
 
El sol en un fondo azul celeste, es la luz vivificante que ilumina el camino de un ser pensante.
 
El libro abierto identifica la cultura e induce al estudio. En sus páginas están inscritos los nombres de quienes han venido pasando por las aulas del Colegio desde el año de l.951, fecha de su fundación.
 
El lema “Scientia et Virtus” significa Ciencia y Virtud como base de la educación integral que caracteriza al Colegio.
 
El nombre del Colegio con letras mayúsculas, enmarca el escudo como símbolo de la unión de la familia caroísta y recuerda las excelsas virtudes de don Miguel Antonio Caro.
 
LA BANDERA
 
 
Una bandera es el símbolo que personaliza a una institución, país o región para individualizarlo en su glorioso pasado, su vivo presente o sus ideales o sus ilusiones para lo porvenir.
 
Nuestra bandera hace resaltar su fondo blanco que siempre ha representado la paz. Además, para nosotros es la armonía y la unión sincera que reina entre los caroístas y por esto ocupa la parte central que en su dimensión es la suma de las franjas rojas y azules, tanto superiores como inferiores.
 
Las franjas rojas son el vigor de la juventud, es el amor al estudio, es la alegría propia del caroista y el entusiasmo y la decisión hacia la búsqueda de la grandeza y superación, que debe caracterizar a todo estudiante del Colegio, imbuido en las mansiones infinitas del cielo de un azul suave y de profundo éxtasis.
 

HIMNO DEL COLEGIO

Letra: Luis Adriano Beltrán Acuña
Música: Héctor Beltrán G.

CORO
Salve! Salve! Mansión de la ciencia
Salve! Claustro bendito de luz
Que burila la humana conciencia,
Al ejemplo del Mártir en cruz.

En tus aulas sublime Colegio,
Todo es grande, honores, el bien;
Es tu nombre tesoro que egregio
Nos mostrara la historia también.

Ideales fecundos pregonas
Bajo un cielo brillante de paz,
Y a tus hijos jamás abandonas,
Y tu apoyo es seguro y tenaz.

Victorioso ya el niño hecho hombre,
Abandona tus aulas y va
Pregonando en su ciencia tu nombre,
Y tu escudo su insignia será

Santo templo do vamos a diario
Cual abejas en busca de miel
Tu enseñanza será el incensario
Que hacia Dios subirá siempre fiel.

La sublime misión que en tu seno
Desarrollas, es gloria y es prez
De esta tierra de cielo sereno
Que orgullosa nos dio su altivez

Nuestro orgullo será tu memoria
Tu recuerdo infinito será;
Vivirá tu Santuario en la Historia,
Y tu vida en mi vida será.

 

Back to top